Las minas de Rodalquilar (Níjar - Almería)

jueves, 4 de octubre de 2012



La minería más conocida de Rodalquilar es la contemporánea, la que se inicia en el siglo XIX, pero no es la única.

En primer lugar citamos la extracción y tratamiento del alumbre (alunita), un fijador de los colores para los
tejidos, que tuvo gran importancia durante la Edad Media. Las minas de alumbre se denominaban “tollos”, y no eran otra cosa que trincheras a cielo abierto, muchos de ellos perfectamente identificables hoy en día. En el Playazo se instaló una fábrica y un poblado minero a principios del siglo XVI, recién terminada la Reconquista.

Los ataques de los piratas berberiscos eran continuos, y en uno de ellos fue raptado todo el antiguo pueblo de Los Alumbres. Para su protección se construyó el soberbio castillo renacentista de la Torre de los Alumbres, junto al camino de El Playazo, que milagrosamente se mantiene en pie y que, curiosamente, aparece en el spaghetti-western “La muerte tenía un precio”, de Sergio Leone. Por cierto, veremos más adelante que Rodalquilar albergó otros rodajes cinematrogáficos.

El descubrimiento del oro en Rodalquilar está ligado al agotamiento de los filones de plomo argentífero que se venían explotando en la zona desde principios del siglo XIX, teniendo su auge entre 1870-1875, destacando la mina “Santa Bárbara”.

En 1883 se descubre oro en la mina “Las Niñas”, situada en el barranco del Lobo a menos de un kilómetro del pueblo de Rodalquilar. El problema para su extracción era que el oro estaba diseminado en el cuarzo y requería de una tecnología para su extracción con la que no se contaba en Rodalquilar. La solución fue enviar el cuarzo por barco al puerto de Mazarrón con destino a la fundición Santa Elisa. Allí se fundía con la galena obteniéndose unos lingotes de plomo aurífero, que eran enviados a Amberes, donde se separaba el plomo y el oro. En 1915 se descubre oro en la mina “María Josefa”.

La importancia de este descubrimiento radica en que el oro, además de presentarse diseminado en el cuarzo de los filones, también aparece en estado libre, posibilitando su extracción a pie de mina. Este será el inicio de una carrera en busca del beneficio del oro de Rodalquilar por parte de mineros locales, nacionales, europeos e incluso parte del gobierno de España.

Las dos primeras empresas en intentar el beneficio del oro serán dos compañías privadas en manos de mineros locales: en 1925 lo hace “Minas Auríferas de Rodalquilar S.A.”, que construyó una instalación metalúrgica. Entre 1929-1930 la empresa “Minas de Abellán”, de manos del almeriense Antonio Abellán construyó una instalación metalúrgica para beneficio de oro construida por la empresa alemana Krupp Grusonwerk, en la concesión minera “California” que también fracasó.

En 1928 se crea en Madrid la compañía “Minas de Rodalquilar S.A”, presidida por Fernándo María de Ybarra, el Marqués de Arriluce, aunque la empresa estaba controlada por capital británico. En 1931 logra la obtención a pie de mina del oro de Rodalquilar mediante cianuración. Para ello construyeron el complejo conocido como Planta Dorr, con sus tanques agitadores y de lavado contracorriente y el edificio P.A.F. Mantuvo la explotación con éxito hasta que en 1936 las minas son incautadas por sindicalistas que intentarán su explotación durante la Guerra Civil.

La actividad minera se mantiene, con altibajos, entre los siglos XVI y XX, explotándose diferentes sustancias minerales: amatistas para joyería en el siglo XVIII, caolines para cerámicas en los siglos XIX y XX, andesitas para adoquines en el siglo XX, plomo y plata en el siglo XIX, oro en el siglo XIX y XX, etc., hasta que en 1966 el INI, por medio de su empresa Adaro, cierra las minas de oro que poseía en el pueblo. En 1989, las minas de oro se reabrirán de una manera casi fugaz, para cerrar definitivamente en el año 1990.

En Rodalquilar se vivió una fiebre del oro que empezó en la década de 1880, donde participaron diferentes empresas y particulares de diferentes lugares del mundo. Previamente a la fiebre del oro se vivió la fiebre del alumbre durante todo el siglo XVI, cuando destacados personajes, españoles y genoveses, trabajaron las minas y la fabrica de alumbre situadas en las cercanías de la cala del Playazo en Rodalquilar. El inicio de la actividad minera provocó un aumento de la población, al comienzo de dicha actividad en 1933 Rodalquilar contaba con unos 1000 habitantes y pasó en 1960 a ser el segundo núcleo de la población en el término municipal de Níjar con 1345 habitantes. Sin embargo al cierre de las minas pasó a tener tan solo 79 habitantes en el año 1986. En la zona de Rodalquilar se distinguen principalmente dos fases mineras:

Primera fase: asociada a la extracción del plomo.
Segunda fase: asociada al oro a partir de 1931.
En estas instalaciones se rodaron escenas de películas tan conocidas como Los Guerreros del sol, Indiana Jones y la última cruzada, La Reina de Espadas, El misterio de Wells, Zomerhitte,entre otras, y algunas del tan conocido género Spaghetti Western. El poblado minero actualmente está en desuso, con algunos edificios que se pueden visitar, con mucha prudencia ya que algunos están en ruinas. Actualmente tanto la población de Rodalquilar como sus minas son uno de los lugares turísticos más interesantes de la provincia de Almería.

Merecen una visita obligada dentro del Parque Natural de Cabo de Gata, por su historia, por sus minas metálicas, por sus minas no metálicas, por sus afloramientos geológicos de interés científico, por sus castillos del sistema de defensa del antiguo Reino de Granada, su espectacular paisaje y sus hermosas playas.

Fuente: http://almeriapedia.wikanda.es

2 comentarios

  1. Interesante y bien documentado artículo..

    ResponderEliminar
  2. @Anónimo:

    Hola no hace mucho que las visite y recopilé algunos datos para dar a conocer este sitio. Me pareció bastante singular y algo misterioso.

    Gracias por tu visita. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Recientes

Últimas opiniones

Suscripción via Email