El Castillo de Santa Ana, Roquetas de Mar (Almería)

domingo, 12 de enero de 2014


Se trata de una fortificación del siglo XVII, que durante años sirvió de refugio a los escasos habitantes con que contaba el municipio en aquella época y que residían en su mayoría en la zona del Puerto.

Un incidente destruyó la mayor parte del edificio, dejando tan sólo una de las torres que se han conservado e integrado en el proyecto de recuperación de esta instalación histórica. La construcción del nuevo edificio se ha llevado a cabo a través de varios proyectos de Escuelas Taller, en los que se han formado un buen número de jóvenes roqueteros en diferentes profesiones.

Una vez concluido, el castillo cuenta con numerosas salas de exposición en las que se suelen mostrar pinturas, fotografías y demás posibilidades, además de haberse celebrado en su interior conferencias y charlas. También hay que destacar el patio interior, de gran belleza, en el que suelen mostrarse esculturas principalmente y en el que también se suelen celebrar conciertos y representaciones, especialmente en los meses de verano.


Las vistas que ofrecen las torres del mismo, son otro de los atractivos de este edificio histórico que forma parte de un triángulo cultural que el Ayuntamiento ha querido habilitar en esta zona del municipio y en el que también están presentes un auditorio al aire libre y el Faro.

Durante la época nazarí fue fortificada dando lugar a construcciones como la Torre del Esparto, la Torre de Cerrillos o el Castillo de Roquetas, en la actualidad llamado Castillo de Santa Ana.

Tras la Reconquista fue considerada como una plaza de gran interés militar aunque no consiguió afianzarse como tal, quedando pues su actividad relegada a las salinas y a la pesca. El nacimiento de la actual Roquetas de Mar podría situarse entorno al Siglo XVIII cuando los habitantes de los pueblos cercanos, como Enix o Felix, que en un principio no tenían residencia fija en el municipio, se asentaron de forma definitiva. Estos pescadores se dedicaron a roturar las salinosas tierras que circunscriben el término municipal dejándolas así aptas para su cultivo.


Los primeros asentamientos duraderos datan de 1737, y se componían de unas casas de pescadores cercanas al Castillo de Santa Ana y de algunos cortijos. Por aquel entonces, Roquetas de Mar era un barrio de pescadores perteneciente a Felix, y recibía el nombre de Las Roquetas.

Fue en los años cincuenta cuando Roquetas de Mar tomó el impulso necesario para llegar a ser una de las poblaciones más importantes de la provincia. Este hecho fue consecuencia primero de la implantación de la agricultura intensiva que desde entonces ha sido la principal actividad econónmica del municipio. Los estudios y actuaciones llevadas a cabo por el Instituto Nacional de Colonización establecieron la infraestructura necesaria para el ulterior desarrollo del municipio. Pequeñas comunidades de viviendas dotadas de unos servicios mínimos fueron paulatinamente habitadas por agricultores llegados en su mayoría del interior y de la costa de la provincia de Granada.


Al desarrollo agrícola posteriormente se añadió el turismo, otro eje económico importante cuya actividad arrancó en el año 1964 con la declaración de la localidad de Aguadulce como Centro de Interés Turístico Nacional.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Recientes

Últimas opiniones

Suscripción via Email