Conserva de pimientos asados

lunes, 25 de junio de 2012

Cuando tengas bastantes pimientos de los gordos, carnosos (Lamullo) y quieras conservar una parte para consumirla mas adelante, lo puedes hacer de la siguiente manera:

Lavamos los pimientos y los introducimos en el horno precalentado a 200 ºC, dándole la vuelta cada 10 minutos. Una vez asados los sacamos del horno poniéndolos en un recipiente de plástico o una olla y los tapamos. Los tendremos sudando y enfriándose asta que se pelen bien. Después los pelamos los troceamos a nuestro gusto y colamos el jugo que han soltado dejándolo aparte.

Foto: Un almeriense online
A continuación pelamos y cortamos los ajos en trozos grandes y los freímos ligeramente con aceite de oliva añadiendo una ramita de romero. Antes de que se terminen de dorar paramos el fuego y cuando esté tibio vertemos el jugo del pimiento que hemos apartado antes y lo mezclamos bien.

Por último llenamos los recipientes que hayamos preparado con los pimientos, los ajos y el romero y cubrimos llenando el tarro con la mezcla que hicimos de aceite y jugo.

Precalentamos los envases destapados para retirar el aire de su interior y los tapamos  para esterilizarlos en una olla a presión durante 30 minutos a 115 ºC.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Recientes

Últimas opiniones

Suscripción via Email