La verdura del invernadero a la mesa la pagamos un 335% mas cara, ¿quién se lleva el dinero?

martes, 14 de junio de 2011

Las diferencias entre el precio que se paga al agricultor por las frutas y hortalizas que ofrece, fruto de su esfuerzo, y la cantidad de dinero que debe abonar el consumidor que quiere disfrutar de dichos alimentos sigue siendo «notable», según los informes elaborados por las organizaciones agrarias y las de consumidores. Al respecto, uno de los indicadores más fiables dentro del panorama nacional es el Índice que mensualmente elabora la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag), junto a las de consumidores UCE y Ceaccu, informe que denominan Índice de Precios entre Origen y Destino (Ipod). En el último, los datos corroboran una nueva tendencia al alza de estas diferencias establecidas entre ambos valores. El Ipod agrícola del pasado mes aumentó hasta situarse en 4,35, valor que supone las veces que se multiplica el precio entre lo que recibe el agricultor y lo que paga el consumidor, es decir, se incrementa su valor un 335%. En el anterior mes, diciembre, este índice se colocaba en 4,16, marcando la segunda caída consecutiva.


Estos informes llevados a cabo gracias a la colaboración estrecha entre agricultores y consumidores, tienen su mayor registro diferencial en los meses de junio y julio, que es cuando se dibuja una continuada caída de las diferencias entre ambos valores, entrando a continuación en una etapa marcada por los aumentos y descensos, sin grandes márgenes.


En el último mes, las cifras ponen de manifiestos que las mayores diferencias entre el precio que recibe el productor y el que paga el consumidor final se registraron en cítricos. Así, limón, naranja y mandarina, registraron un diferencial del 818, 700 y 616%, respectivamente. En lo que respecta a los principales productos que se cultivan bajo el plástico almeriense, las mayores diferencias se registraron en pepino y en tomate de ensalada. En relación al primer producto mencionado, el valor entre lo que recibió el productor y lo que se pagó por su disfrute creció un 359%, mientras que en relación al segundo el incremento fue del 339%. Asimismo, la berenjena registró un precio medio al agricultor de 0,44 euros mientras que el consumidor pagó 1,72 euros, un 291%. Pimiento verde, rojo y calabacín, registraron aumentos en su precio del 191, 178 y 219%, respectivamente.
A ver si este gobierno (o lo que queda de el) que inventa leyes absurdas para todo, tiene alguna solución sensata para semejante injusticia.

2 comentarios

  1. Nos encarecen la comida abaratando nuestro sudor

    ResponderEliminar
  2. Nos encarecen la comida abaratando nuestro sudor

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Recientes

Últimas opiniones

Suscripción via Email